ENTREVISTA A EMILIANO LITARDO: Una ley para que se termine la dictadura contra el colectivo trans

ENTREVISTA A EMILIANO LITARDO: Una ley para que se termine la dictadura contra el colectivo trans

30 de marzo de 2015 – Este año se debate en el Congreso el proyecto de ley reparatoria destinada a las personas víctimas de violencia institucional por motivos de identidad de género. La norma abarcará a quiénes sufrieron represión tanto en dictadura como en democracia. “Despacito y por las Piedras” entrevistó al abogado de Aboxsex, Emiliano Litardo, sobre los detalles de la iniciativa que sumada a otras normas se encamina a reconocer la plena ciudadanía del colectivo trans, luego de décadas de negación y ocultamiento de su realidad.

perdivs

Se trata de un proyecto de ley que ingresó al Congreso en octubre del 2014 a cargo de la diputada Diana Conti en representación de múltiples agrupaciones de diversidad sexual. Pretende establecer una pensión graciable para aquellas personas que por su identidad de género fueron privadas de libertad a partir de la aplicación de edictos policiales o por cualquier otro acto emanado de las fuerzas de seguridad que implique una violación a sus derechos humanos.

 

(Escuchá la entrevista completa)

En diálogo con “Despacito y pos las Piedras”, el abogado Litardo contextualizó que en nuestro país “el colectivo de travestis y transgéneros ha sido perseguido de parte del Estado a través de las fuerzas represoras: la policía. La gravedad de esto es que durante mucho tiempo fue la ley escrita la que legitimó la persecución, criminalización y la detención arbitraria de las personas travestis y transexuales solo por vestir prendas del ´sexo opuesto´ o por el simple hecho de expresar un género que no es el que cotidianamente se normativiza”.

En este sentido se le consultó al entrevistado si la norma contemplará a las víctimas de la dictadura o sólo de la democracia, ya que las aprehensiones y abusos en comisarías permanecen a la orden del día en la actualidad. “Abarcará los tiempos de dictadura y los tiempos de democracia. Recordemos que los edictos policiales datan de finales del siglo 19 y han mutado hacia lo que hoy conocemos como códigos de convivencia o contravencionales. Si bien hablamos de momentos históricos distintos, la criminalización se mantuvo.”

emlitsEl abogado remarcó que no se trata de un subsidio ni de una indemnización con basamentos paternalistas, sino que se iguala a la ley que otorga pensiones graciables a los expresos políticos durante el último terrorismo de Estado que data de 2013. Por lo tanto, los creadores de la letra han convenido que las personas beneficiarias del proyecto sean aquellas que puedan demostrar que han sido privadas de su libertad por su identidad de género. Asimismo la propuesta contempla que dicha pensión se incremente cuando se pueda probar que la persona sufrió violencia sexual o violencia psicológica mientras estuvo detenida o secuestrada.

“En caso de que la persona no pueda hacerse de las pruebas, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación tiene la obligación de colaborar en el esquema de investigación”, señaló en referencia a que muchas detenciones o arbitrariedades policiales que se cometen contra travestis no quedan asentadas en los libros de actas de las comisarías.

Litardo se mostró optimista de que el proyecto sea tratado este año en el Congreso en base a la militancia y unidad que han demostrado las múltiples agrupaciones de diversidad que se organizan para impulsar el debate. Y destacó la labor de las activistas Marlene Wayar y Lohana Berkins para que esta letra exista y se encuentre ante la posibilidad de concretarse.

“La medida que aquí se propone se articula con otras reformas legislativas -especialmente la Ley Nacional de Identidad de Género y normas dictadas en consecuencia- destinadas a fortalecer las políticas sociales que en los últimos años apuntan a prevenir y erradicar la discriminación”, agregó.

Doblemente desaparecidxs

Desde el retorno de la democracia, la comunidad LGTTB reclama el reconocimiento de las personas que fueron desaparecidas por su identidad u orientación sexual durante la dictadura que encabezó Jorge Rafael Videla. Al momento de elaborar el informe “Nunca Más”, la Conadep no mencionó ninguno de estos casos. Gracias a diversas investigaciones paralelas se estima que las víctimas llegan a las 400. “Despacito y por las Piedras” le pidió a Emiliano Litardo una reflexión al respecto:

flhs

“Es un reclamo histórico  para que nuestro colectivo no caiga en el olvido. Desde la C.H.A. siempre existió una especie de alianza entre la militancia de la diversidad y las Madres de Plaza de Mayo”, comentó y habló de las agendas políticas “consolidadas” de ambos espacios ante la necesidad de la defensa de los derechos humanos.

Remarcó que en los centros clandestinos de detención no solo se torturaba por cuestiones ideológicas: “la orientación sexual e identidad de género resultó un agravante para la tortura y desaparición forzada de las personas”.

Leave a reply