NUEVA AVANZADA DE VILA: La Universidad Nacional de Cuyo en su laberinto

NUEVA AVANZADA DE VILA: La Universidad Nacional de Cuyo en su laberinto

3 de marzo de 2015 – Máxima preocupación en la Universidad Nacional de Cuyo en torno a la situación de los terrenos del Polígono de Tiro que la empresa Dalvian S.A. pretende poseer, primero mediante un largo pleito judicial que perdió, y después a través de una oferta de canje que el actual Rector Daniel Pizzi elevó a la consideración del Consejo Superior. El último sábado “Despacito y por las Piedras” realizó un informe sobre la problemática donde consultó al Dr. José Luis Correa, quien fue asesor de la casa de estudios ante la Corte, y al ex Director de Catastro, Mario Valencia.

ters

En línea con “Despacio y por las Piedras”, el Dr. José Luis Correa, profesor y especialista en Derecho Administrativo, manifestó enfáticamente que los rectores no han hecho absolutamente nada en los últimos tiempos, con lo cual lamentablemente hay que decir que la Universidad se quedó dormida luego de ganar el juicio en la Suprema Corte de Justicia.

“Lo que ha pasado es que han dejado que Vila,una vez más y como siempre, complique procesalmente la situación y hoy estamos como en el primer día, no ha habido devolución de los bienes, no ha habido ejecución por parte de la Universidad de la Sentencia de la Corte que era categórica y terminante”, dijo. Acto seguido señaló que lo que argumentan desde la UNCuyo es que “no se sabe cuál es el bien que hay que devolver, cuando es elemental: si yo pido la prescripción de un terreno, la ley me exige antes de iniciar la demanda, que determine por plano específicamente cuál es el terreno sobre el que voy a pedir la usucapion, (se llama plano destinado a título supletorio) con lo cual, lo que tiene que devolverse cumpliendo con lo que falló la Corte es la superficie del plano del inicio de este planteo y no puede haber al respecto distintas interpretaciones. Todo esto es complicación, chicana, la porquería de los actores”, tal como expresó el letrado.

 

Entrevista al Dr. Correa. 

Consultado sobre si la Universidad debió tomar posesión al otro día del fallo, la respuesta también fue contundente. En su opinión, eso era lo que había que hacer, no dejarse complicar nuevamente por Vila. Correa recordó que está en juego la superficie ubicada en la línea de la Avenida Champagnat, en línea recta con el puente que está antes de ingresar al Barrio Dalvian; desde ese puente donde hay dos construcciones de Dalvian y hacia arriba unos 3 mil metros. Esas son las 32 hectáreas sobre las que hace más de dos décadas, el empresario Alfredo Vila intentara quedarse por ocupación (usucapion). También recordó los bochornosos fallos de la justicia federal de primera y segunda instancia que le dieron la razón a Vila y el del año 2012, el de la Corte, que por el contrario fue un fallo ejemplar. En relación a la propuesta actual de Dalvian y el inminente debate en el Consejo Superior, Correa fue tajante al asegurar que no puede disponer de unos terrenos quien no es el dueño, es decir que todo ese predio le pertenecen al pueblo argentino que puede utilizarlos a través de la Universidad Nacional de Cuyo. De eso se trata su condición de bien de dominio público, que lo diferencia claramente de los bienes que están disponibles para su transferencia en el mercado.

polits

Por su parte, el arquitecto Mario Valencia, ex Director de Catastro durante el gobierno de Arturo Lafalla, ofreció su testimonio sobre lo que fueron en el pasado las presiones de Alfredo Vila para que la provincia le autorizara los planos del Polígono de Tiro.  Paso a paso, Valencia fue contando la operación de pinzas que armaron entre Vila y la Fiscalía de Estado, por entonces a cargo de Aldo Giordano y Joaquín De Rosas. Todo derivó en publicaciones de los medios que controla el empresario cuya falta de veracidad  trastornó a su familia. Valencia optó por testimoniar como un militante político, al decir “quedamos marcados” pidió que la frase se tomara como un grito de convicción, de compromiso pesando en las conciencias, ya que en definitiva su negativa a ceder a la presión no respondió a otra cosa que a la convicción propia de quien ha tenido una formación política como la que tuvo su generación.

 

Entrevista al arquitecto Valencia.

Valencia también cuestionó la tan alabada institucionalidad mendocina, que no es tal. Concretamente se refirió a las maniobras para dotar de agua potable al Dalvian mediante un acueducto proyectado desde la planta distribuidora de Alto Godoy hasta el barrio privado en el piedemonte, al margen de las condiciones legales establecidas para la disposición de los llamados servicios “en bloque”. Aseguró que fue una casualidad que luego de su renuncia en Catastro ocupase un lugar en el directorio del EPAS (Ente Provincial de Agua y Saneamiento) en la época en que volvió a hacerse patente la acción de la Fiscalía de Estado -Joaquín De Rosas- en favor de los intereses de Dalvian. En aquel entonces, -gobierno de Julio Cobos- los que hacían lobby por el agua eran asimismo accionistas de la privatizada Obras Sanitarias Mendoza.

Valencia señaló que en su opinión, la fuerza de lobby del grupo sigue hoy intacta: “Si uno mira las instituciones, la Justicia concretamente y las otras esferas del poder, como la Legislatura por ejemplo, donde halló respaldo Joaquín De Rosas a pesar de todos estos antecedentes, lo que observa es que tras la fama de veredas limpias, la provincia es pura careta, basta mirar para adentro”.

Leave a reply