GUIA PARA EL TRATAMIENTO RESPONSABLE: Ante la violencia institucional naturalizada, una herramienta para militar en medios

GUIA PARA EL TRATAMIENTO RESPONSABLE: Ante la violencia institucional naturalizada, una herramienta para militar en medios

6 de octubre de 2015 – Como bien resalta la crónica que se hizo de la jornada del viernes en la Legislatura, donde se presentó la Guía para el tratamiento mediático responsable de la Violencia Institucional, “pese a que está dirigida esencialmente a los periodistas, paradójicamente, a la exposición no asistieron representantes de los principales medios de la provincia, lo que evidencia un desinterés en incorporar la perspectiva de derechos humanos”. Sin embargo, la experiencia resultó enriquecedora para el público participante -familiares y madres de víctimas de la violencia policial, representantes de organizaciones sociales y de derechos humanos, algunos periodistas presentes y el panel, integrado por Verónica Torras, coordinadora del Programa “Memoria en Movimiento”; Horacio Cecchi, periodista de Página 12; Leonel Bazán, abogado de la Defensoría del Público; y Penélope Moro y Lorena Rubio Diotto, respectivamente periodista y referente provincial de la Campaña contra la Violencia Institucional-. Torras y Vanina Pasik, periodista de la Campaña, brindaron un elocuente panorama en Despacito y por las piedras.

viins

Y como a manera de previa a la presentación, en Despacito y por las piedras entrevistábamos a Verónica Torras; ahora contamos con la posibilidad de su presencia en el estudio el pasado sábado, junto a Vanina Pasik, periodista y organizadora del encuentro desde la Campaña Nacional, en lo que terminó siendo un balance y puesta en común al aire, entre cuyas notas se dieron la charla debate y un amplio intercambio en la sobremesa del viernes por la noche. Los antecedentes de la construcción colectiva de la Guía, la revisión sujeta a las realidades específicas locales y los desafíos para una mayor articulación en el territorio, así como una mayor acepción de parte de periodistas y medios hegemónicos, fueron algunos de los puntos conversados, en complemento a lo que referentes y periodistas brindaron en la presentación.

Los pasos previos

Vanina explicó que a comienzos de 2014 le propusieron desde la Campaña a la Secretaría de Comunicación Pública de la Jefatura de la Nación, “trabajar herramientas para los medios de comunicación sobre la violencia institucional, porque esa violencia se sostiene en estigmas que se reafirman desde los medios, donde los hechos de violencia son silenciados e invisibilizados”. Es decir, el esfuerzo radicó en “fortalecer y establecer estrategias para que los medios empezaran a abordar el tema desde una perspectiva de los derechos humanos”.

preguis

A su vez, les interesaba el trabajo realizado por la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual, como la primera guía del tratamiento mediático de catástrofes. Entonces, “empezamos a debatir muchos borradores hasta integrar otro tipo de realidades para evitar un desarrollo porteño-céntrico”. De allí la Guía y su presentación en el Congreso de la Nación y sus correlatos en Córdoba -con participación de la Universidad Nacional de Córdoba-, en el conurbano bonaerense -con participación de la Universidad Nacional de Avellaneda- y en Mendoza, “por el trabajo que un grupo de periodistas venía haciendo de estas temáticas”.

Luego Verónica desanduvo los pasos hasta la Guía a partir de la propuesta que hace años le hizo H.I.J.O.S. en la Secretaría de Comunicación Pública, ante la preocupación por la escasa difusión e invisibilización de los juicios por delitos de lesa humanidad, por lo cual se creó desde el Programa Memoria en Movimiento la reconocida herramienta “Los juicios son ahora”. Se profundizaron líneas de trabajo en esa perspectiva y se ampliaron hacia “hechos actuales de violencia y vulneraciones a los derechos humanos”, como la trata de personas y la violencia institucional, que “son parte de los núcleos más conflictivos y graves que tenemos hoy”.

Inevitablemente, ambas problemáticas han terminado por requerir la intervención de las personas comprometidas, para articular entre el Estado y las víctimas; además de “generar iniciativas que nos vincularan con los periodistas de los medios masivos”, tanto para “intentar acercarles recursos en relación a fuentes autorizadas y referencias responsables y facilitarles el trabajo, pero además ofrecerles una perspectiva de derechos humanos respecto al tratamiento de estos temas, sobre todo las cuestiones que se deberían evitar”.

De allí que para la licenciada en Filosofía, “tenemos en claro que es una herramienta para militar, no es que haya una demanda instalada respecto a esto, sobre todo por parte de los medios dominantes, tal vez sí en los comunitarios y en los que están vinculados al territorio, donde hay mayor nivel de recepción”. La idea es cómo llegar a los medios más grandes, así como extender la inserción de la Guía en diferentes cátedras de Comunicación Social de las universidades nacionales.

Vanina también señaló otro rol -o más bien roles-: el de “cómo los compañeros vinculados a la Campaña van cumpliendo un rol de lazo entre las víctimas e instituyéndose como fuente autorizada ante medios de mayor tirada y alcance”. Esto se extiende a la consulta y los  intentos de accesibilidad a la justicia. “Se va conformando y articulando -entonces- una red federal, y también tenemos que ir hacia los medios porque son ineludibles en cuanto a su capacidad de instalar agenda”, explicó. Y agregó que le parece que “estamos en los pasos previos”, valorando “el hecho de estar en cada lugar y ver las distintas reacciones y experiencias, participar en espacios con las madres y reconocer el trabajo de los compañeros”.

 

Vanina Pasik y Verónica Torras en Despacito y por las piedras, 3 de octubre de 2015.

La violencia desparramada

Uno de los principales rasgos de la presentación fue que tomaron la palabra algunas de las madres presentes, para denunciar “casos muy preocupantes” de violencia institucional y represión, particularmente como viene sucediendo en General Alvear. De allí que para Verónica, sin dudas “la situación de violaciones a los derechos humanos vinculadas a violencia institucional en Mendoza son graves, con intervenciones masivas en barrios enteros y de una gravedad extrema”.

Por eso, en línea con el sentido de lo planteado, en las complicaciones que salen sobre el trabajo concreto, “hay una síntesis de situaciones que permite articular bien estos temas con los problemas efectivos de su comunicación. En general, estamos acostumbrados a denunciar violaciones a los derechos humanos con el uso ilegal de la violencia sin percibir que el sostén de este uso ilegal de la violencia física por parte del Estado es también el monopolio de la violencia simbólica. Pero ese monopolio se ejerce de diferentes lugares, no sólo desde el Estado. Hay que tener en cuenta a esa cantidad de corresponsables de esa violencia que se derrama”.

Porque mientras se da “ese derrame” -“goteo” diría Zaffaroni-, “uno ve el valor y disvalor de la vida, la precarización de la vida, de acuerdo a su simbolización: hay vidas que no merecen ser vividas, hay vidas que no merecen ser lloradas. Todo da sustento a que estos hechos, cuando suceden, se invisibilicen o directamente se naturalicen”. Es decir, “se hacen parte de lo que ‘debe suceder’”.

Guía para el tratamiento mediático responsable de la Violencia Institucional (para descargar).

Adhirieron:

Organizaciones e instituciones:

Madres en Lucha, General Alvear; Barrio Parque Sur de Godoy Cruz; Centro Padre Carlos Mugica (Godoy Cruz); Centro de Acceso a la Justicia-Mendoza (CAJ); Comisión Provincial de Prevención de la tortura y otros Tratos o Penas crueles, inhumanas o degradantes; Asociación Ex Presas y Ex Presos Políticos de Mendoza; Área de Derechos Humanos, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNCuyo; Proyecto “La Universidad en la recuperación, difusión y formación de los procesos de identidad y memoria colectiva” coordinado por la Dirección de Educación a Distancia e Innovación Educativa de la UNCuyo; La Barrial Guaymallén; Agrupación 15 de Julio; Corriente Política y Social La Colectiva; Red de Mujeres de Mendoza; Liga Argentina por los Derechos del Hombre- Filial Mendoza; Justicia Legítima Mendoza; Asociación Por Todos Los Derechos; A.A.M.Ju.S (Abogados y Abogadas Mendocinos por la Justicia Social); Dirección de Derechos Humanos y Acceso a la Justicia de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza. Doctora Angélica Escayola, diputada nacional Anabel Fernández Sagasti, diputado nacional Guillermo Carmona.

Medios comunitarios y públicos:

La Quinta Pata, La Mosquitera Radio Comunitaria, Radio Nacional Mendoza, Radio Comunitaria Cuyum, Radio Comunitaria Sin Dueño de Tupungato, Radio Tierra Campesina 89.1 (UST), Giramundo TV Comunitaria (San José, Guaymallén), Radio Callejera del Flores Sur, Radio Comunitaria La Lechuza de San Juan.

Leave a reply