Olvidos, ausencias y pruebas eliminadas en el tercer juicio por Cristian Reyes

Olvidos, ausencias y pruebas eliminadas en el tercer juicio por Cristian Reyes

Con largas pausas entre audiencias avanza el debate que tiene por tercera vez en el banquillo acusatorio a Horacio Mario Biasiori, agente de Investigaciones de la Policía de Mendoza. Se lo imputa por haber ejecutado durante prestación de servicios en medio de un operativo al joven Cristian Reyes.

cristian-1

Cristian tenía 28 años cuando fue ejecutado.

A lo largo de esta década se abroquela la versión policial de que Biasiori actuó en “legítima defensa” y que “fue accidental” el disparo que salió de su 9 mm reglamentaria y a menos de 50 centímetros de distancia sobre el rostro de Cristian, mientras se encontraba esposado con los brazos en su espalda.

El debate que se cumple en la Quinta Cámara del Crimen de Mendoza, tuvo su tercer encuentro el lunes 19 de septiembre. Allí terminó por evidenciarse la actitud corporativa de los compañeros de tareas de Horacio Biasiori. A la ausencia de testigos centrales para el debate se suma el silencio de los que sí se presentan a comparecer ante el juez Gonzalo Guiñazú: “no recuerdo”, “sucedió hace más de diez años”, “ya no me acuerdo”, “no lo tengo claro en la mente ahora”, se escuchó de los tres únicos testimoniantes del lunes.

La salvedad que hace al respecto el abogado querellante Alfredo Guevara es que estas mismas personas “han declarado reiteradas veces a lo largo de estos años, recordemos que este es el tercer juicio por el caso. Nadie pierde la memoria repentinamente.”

esposasUn grupo de por los menos cuatro policías que ya se encuentran retirados no han sido hallados por la fuerza pública para que sumen su testimonio a la causa. Se desconocen sus domicilios y funciones actuales. Entre ellos Eduardo José Poquet, sobre quien la familia de Cristian denunció testimonio falso en el primer debate.

Hasta el momento los testimonios más determinantes para la querella son los de los peritos. El médico que determinó la magnitud y la distancia del disparo sobre el pómulo de Cristian, y el policía Gustavo Olguín, responsable de peritar las esposas que “Reyes se habría quitado durante la huida”, según la pactada versión policial.

El lunes pasado Olguín compareció por segunda vez ante el Tribunal de Guiñazú y ratificó su declaración anterior, y la de 2006 y 2011. Señaló que las esposas  no tenían fallas que provocaran su rotura por la fuerza, sólo un “defecto congénito” que tiene que ver con la calidad del producto.

¿Con las manos hacia atrás se puede hacer uso de esos “defectos congénitos”?, lo consultó la querella.

Solo con un clavo, con un elemento punzante, pero es muy difícil, respondió Olguín.

¿Y corriendo?, quiso saber más el abogado.

Bastante más difícil.

img_20160919_095658

Alicia Vargas, Madre en Lucha, no descansará hasta ver Justicia.

El testigo reiteró que la última vez que revisó las esposas que le pusieron a Cristian aquella mañana de 2006 fue hace siete años. Allí encontró nuevas abrasiones “que se pueden haber hecho con algo metálico como  un martillo o un mazazo”.

En 2011 las esposas, prueba fundamental para resolver la causa, fueron donadas a la Penitenciaria provincial. Estaban al resguardo de la Justicia. Dato alarmante surgido de este tercer debate que connota el claro entramado de violencia institucional que sufre la historia de Cristian Reyes y de quienes luchan por alcanzar Justicia.

¿Qué se espera para la próxima audiencia?

Las audiencias retoman este viernes 23 de septiembre a las 9 hs. Ante la adulteración y desaparición de las esposas el Tribunal solicitó que se desarchiven las fotografías que se encuentran en depósito judicial.

Por su parte tanto la fiscal Laura Rouselle y el abogado querellante Alfredo Guevara pidieron  que se investigue el paradero del testigo Poquet mediante la Dirección de Búsqueda de Personas y la Junta Electoral.

Además, se hizo hincapié en que al tratarse de un funcionario policial se desaparte a la fuerza provincial de la investigación e intervenga la Policía Federal, y que se oficie a la Dirección General de Migraciones para corroborar o no si el testigo clave salió del país.

Por Penélope Moro

 

Leave a comment

  1. Cristian Reyes: la policía dispara y la justicia remata – despacito y por las piedras · febrero 7, 2017 Reply

    […] Tribunal negó sistemáticamente a la querella repreguntar a los desmemoriados además de mostrarse …. El imputado fue tratado como la víctima durante todo el proceso. Gozó de beneficios que la […]

Leave a reply